Bienvenido


Inscríbete a Al Damir con los siguientes datos:







Bienvenido


Ingresa tus datos y podrás ver la última edición de Al Damir:










¿Olvidaste tu contraseña? Hac click AQUÍ para recuperarla.


Si no estás registrado, puedes hacerlo haciendo click AQUÍ

 
  1. (+56 2) 2719 0500
  2. contacto@aldamir.com
 
 
Revista Al Damir + Destacadostitle_li=Reportajes + CANCILLER PALESTINO EN SU VISITA A CHILE

CANCILLER PALESTINO EN SU VISITA A CHILE

Riad Malki:
CANCILLER PALESTINO EN SU VISITA A CHILE

RIAD

La segunda autoridad del gobierno palestino, en visita a nuestro país, dejó en claro –tras reunirse con 10 de sus embajadores latinoamericanos y la presidenta Michelle Bachelet- que una comunidad informada es la mejor defensa ante el mundo sobre las constantes violaciones a los derechos humanos que Palestina sufre por parte de Israel.

Hacía 8 años que el canciller palestino no visitaba nuestro país. Y antecediendo a la Asamblea General de Naciones Unidas, lo hizo para fortalecer junto a otros 10 de sus embajadores en América Latina detalles sobre las relaciones históricas existentes con Chile y reforzar el trabajo conjunto en la lucha de libertad y seguridad para el pueblo palestino. Es así como Riad Malki, ministro de Asuntos Exteriores y Expatriados del Estado de Palestina, utilizó cada momento de su estadía para sostener reuniones con autoridades chilenas y la comunidad nacional.

APOYO PERMANENTE
Para mantener el apoyo a Chile, desde que el gobierno de Sebastián Piñera reconoció la existencia del Estado Palestino, el canciller y su equipo se reunió no sólo con la presidenta Bachelet sino también con el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, parlamentarios y miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores. Almorzó invitado por el canciller Heraldo Muñoz, con quien además analizó instancias para formalizar más aún las relaciones bilaterales a través de convenios y acuerdos de colaboración.

En dichos encuentros estuvieron presente directores de la Agencia Palestina de Cooperación Internacional (PICA) y de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), buscando entendimientos, tanto en proyectos en Chile, Palestina o en un tercer país. “Hoy estamos en proceso de reconstrucción del Estado y para ello es importante intercambiar opiniones con los amigos y buscar su ayuda”, hizo hincapié el embajador en Chile, Imad Nabil Jadaa, luego que el canciller Malki hubiese abandonado nuestro país. Y predijo: “Estableciendo una agenda de trabajo y programas de reuniones, todo queda ahora en manos de los profesionales, esperando ver los primeros resultados tras la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York”.

Igualmente, el embajador Jadaa aludió a que “en estos encuentros también se planteó la necesidad de un reclamo formal, desde Chile, por las dificultades, trabas y rechazos que están sufriendo por parte de Israel ciudadanos chilenos al ingresar a Palestina. Como asimismo establecer nuestra oposición a un Tratado de Libre Comercio con Israel y conseguir el apoyo de Chile al ingreso de Palestina al Tratado de Libre Comercio Asia Pacífico”.

LA COMUNIDAD COMO FAMILIA
Santiago también fue sede de valiosas oportunidades para un diálogo directo entre la comunidad palestina y académicos al más alto nivel con el gobierno palestino:

“Es primordial -comentó Imad Nabil Jadaa- que la comunidad en Chile escuche directamente de su canciller los criterios, políticas y estrategias para confrontar la agresividad israelí que escala día a día. En Chile somos familia, por lo que debemos instalar un plan de mejor comunicación para que delegaciones que viajan a Palestina por turismo incluyan encuentros políticos, donde puedan conversar con las personas y sostener un mayor acercamiento, a través de proyectos empresariales y académicos”.

Si bien en Chile reside la mayor colectividad palestina fuera de Palestina, en opinión de Jadaa los cambios de apellidos y los matrimonios mixtos impiden conocer la cifra exacta de “cuántos somos”. Y asegura: “Lo relevante de estas generaciones son sus corazones, donde no importa si la mamá o el papá son chilenos. Ellos tienen a Palestina en su corazón, contrario a las teorías que decían que con el éxodo del ’48 o el del ’67 el pueblo palestino iba a desaparecer. Estos jóvenes están probando día a día que Palestina vive y vivirá”.

UNA HISTORIA DE LUCHA
Son décadas de esfuerzos desplegados por Malki en la lucha libertaria que enfrenta su país, entre enfrentamientos militares y diplomáticos que han mantenido la paz mundial al borde del fracaso.

Cien años de historia desde aquel 9 de diciembre de 1917 cuando el ejército británico ocupó la totalidad de Palestina, iniciando un período de disturbios con la autorización de la inmigración judía y aplastando la Gran Revuelta Arabe que dejó 2.000 hogares destruidos y más de 9.000 palestinos en campos de refugiados. Si bien la resolución 181 de la ONU, en 1947, da soberanía israelí sobre los territorios ocupados en un plan de partición que les asigna el 55% de la tierra, en la actualidad Israel ocupa más de 85% de la Palestina histórica, drama que se profundiza el 15 de mayo de 1948 cuando tropas israelíes destruyen 530 pueblos, matan a más de 13.000 palestinos, obligan a 750.000 a convertirse en refugiados y dan inicio a un éxodo que hasta hoy sigue desplazando a cientos de familias de sus hogares.

Tampoco fructifican acuerdos firmados entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel sobre disposiciones relacionadas con un Gobierno Autónomo Provisional (conocidos como los Acuerdos de Oslo), que entrega bases generales para el gobierno palestino e inicia bases de la autonomía.

De hecho, 24 años después, no sólo no hay independencia ni paz, sino que Israel continúa emplazando asentamientos en territorios palestinos, destruyendo hogares, encarcelando niños, construyendo el muro de 7 metros de altura y controlando el paso de palestinos de un punto a otro, en un intento por asfixiar a un pueblo que resiste. De aquí el nivel del que es acreedor en su visita a Chile el canciller Malki, quien desenvuelve su actividad en las instancias de máxima jerarquía de política internacional, consciente que la paz en el Medio Oriente no será posible sin la participación del gobierno de Palestina y donde él juega un rol fundamental.

Claudia Farah Salazar

Deja un comentario: