Bienvenido


Inscríbete a Al Damir con los siguientes datos:







Bienvenido


Ingresa tus datos y podrás ver la última edición de Al Damir:










¿Olvidaste tu contraseña? Hac click AQUÍ para recuperarla.


Si no estás registrado, puedes hacerlo haciendo click AQUÍ

 
  1. (+56 2) 2719 0500
  2. contacto@aldamir.com
 
 
Revista Al Damir + Destacadostitle_li=Reportajes + “CRISTINA GOES TO THE HOLY LAND”

“CRISTINA GOES TO THE HOLY LAND”

Didáctica serie de “Libros de Cristina” para niños cristianos:

CHRISTINA_GOES

A través de libros ilustrados, los niños caminan los pasos de Cristo y obtienen simples explicaciones para muchas costumbres de la religión, usando su experiencia y conocimientos para promover la fe católica ortodoxa y dar a conocer la lucha permanente en Palestina por la libertad.

Mary Khoury es una de las principales autoras de libros para niños cristianos ortodoxos, incluyendo su libro más famoso “Cristina visita Tierra Santa” -en su título original Christina Goes to the Holy Land-, obra ilustrada donde una niña con su familia camina los pasos de Cristo, publicado en 2003 y traducido a varios idiomas.

Doctorada en Educación, se define como una cristiana nativa palestina ortodoxa, que se dedica a promover la vida en Tierra Santa y a la crianza de sus tres niños en la fe ortodoxa. Gracias a su labor, fue incluida en la lista de los 4 defensores más importantes de Derechos Humanos por el DC Human Rights Examiner el 2009.

-¿Cuáles fueron tus motivaciones para escribir este tipo de libros para niños?

-Quería explicar a mis propios hijos con un lenguaje sencillo, las tradiciones y el simbolismo en la antigua iglesia. Mis hijos me hacían demasiadas preguntas: ¿Por qué encendemos velas en la Iglesia Cristiana Ortodoxa? ¿Por qué besamos los íconos? ¿Por qué besamos la mano del sacerdote? ¿Por qué escuchamos el Santo Evangelio en la Iglesia? ¿Por qué tomamos la Santa Comunión en la Iglesia? Eran demasiados “por qué” cuando sólo tenían dos años de edad y no encontré ningún libro cristiano ortodoxo en las estanterías de Boston (donde vivía entonces), que pudiera responder a sus preguntas.

Acostumbrábamos leer libros para pasar el tiempo y a la hora de dormir sobre por qué la gente va al dentista o visitar la granja por primera vez, pero no tenía libros sobre la Santa Fe. Así que sentí que faltaba algo en la lectura diaria a mis hijos. La idea y la necesidad se volvieron reales con sus preguntas particulares para responder a cuestiones específicas acerca de mi fe.

La serie de “los libros de Cristina” es muy popular en Estados Unidos con las madres jóvenes, especialmente en familias de matrimonios de distintas religiones ya que les proporcionan explicaciones simples para tradiciones que la mayoría de las familias desean pasar a la siguiente generación. Cuatro de los libros de Cristina han sido traducidos al albanés. Uno en especial, “Cristina visita Tierra Santa”, ha sido traducido a muchos idiomas, como el español, el griego y el francés, pero sigue buscando organizaciones o iglesias para imprimir en diferentes idiomas.

-¿Cómo fue escribir “Cristina visita Tierra Santa”?

-Este es el único libro que deseo seguir publicando a cualquier escala, por pequeña que sea, y hacerlo en diferentes idiomas para ayudar a promover el testimonio cristiano en Tierra Santa y explicar con palabras simples la parte educativa de los santos lugares sagrados de Jesucristo. Escribí este libro durante tiempos difíciles en Tierra Santa, bajo severo toque de queda y durante un tiempo en que perdí mi trabajo debido a los puestos de control y la reocupación israelí de los Territorios Palestinos. Trabajar en un proyecto de libro me ayudó a mantener la paz mental y la paz interior, ya que hubo una gran violencia en todo mi entorno que comenzó el 28 de septiembre de 2000 con el Segundo Levantamiento Palestino. Escribir un libro era parte de la acción no violenta y de la resistencia pacífica a las condiciones difíciles. Espero que en Chile existan librerías de habla inglesa o comunidades de iglesias que puedan pensar especialmente en traer a “Cristina visita Tierra Santa” y ponerla a disposición de los lectores en un esfuerzo por promover y apoyar a nuestra pequeña comunidad cristiana en Palestina.

-Tienes un interés particular en la Iglesia de San Jorge en Burqin? ¿Por qué es tan relevante?

-San Jorge es, en general, el santo más querido en todo Medio Oriente y durante épocas de invasiones, las iglesias que tenían iconos de San Jorge se salvaron, pero las iglesias que tenían otros símbolos cristianos fueron derribadas. Por esto, los cristianos nombraron todas las iglesias que pudieron en honor a San Jorge en todo el Oriente Medio. En mi pequeña aldea de Taybeh, con menos de dos mil habitantes, tenemos tres iglesias llamadas San Jorge: Las ruinas de la iglesia de San Jorge, construida en el siglo IV por San Constantino y Helena (al mismo tiempo que la iglesia de la Santa Natividad fue construida en Belén); la Iglesia Ortodoxa Griega de San Jorge, donde el abuelo de mi esposo era el párroco y la iglesia de San Jorge Melquita, que llamamos Iglesia Católica Griega. Pero la Iglesia de San Jorge en Burqin es una de las iglesias más viejas del mundo por lo que intento siempre promover el turismo y peregrinaje alternativo a Palestina, así que recomiendo para que la gente venga a Taybeh y vaya al pozo de Jecob en Nablus y a la iglesia en Burqin, donde ocurrió el milagro de sanar a los diez leprosos.

-¿Cómo es tu vida actual en Cisjordania?

-Palestina será un día un país libre porque la libertad, los derechos básicos y la justicia son siempre lo correcto en este nuevo milenio. Pero, mientras tanto en el terreno muchas personas seguirán sufriendo diariamente como ha estado ocurriendo desde 1948 con la creación de Israel, porque no va a cambiar mucho en los próximos años debido al ciego y fuerte apoyo que Israel recibe de los Estados Unidos. Vivo en la única aldea cristiana que actualmente queda en Palestina (Taybeh, que es Emphraim bíblico) e imprimo los libros de Cristina localmente, con lo que elevamos la economía y animamos a gente a venir, caminar las huellas de Cristo y a dar vida a nuestras comunidades cristianas con su presencia. Especialmente los invitamos a quedarse en nuestro nuevo Taybeh Golden Hotel.

Claudia Farah Salazar

Deja un comentario: