Bienvenido


Inscríbete a Al Damir con los siguientes datos:







Bienvenido


Ingresa tus datos y podrás ver la última edición de Al Damir:










¿Olvidaste tu contraseña? Hac click AQUÍ para recuperarla.


Si no estás registrado, puedes hacerlo haciendo click AQUÍ

 
  1. (+56 2) 2719 0500
  2. contacto@aldamir.com
 
 
Revista Al Damir + Notas + ONG alertan de que una escuela palestina financiada con fondos europeos será demolida por Israel

ONG alertan de que una escuela palestina financiada con fondos europeos será demolida por Israel

escuela

Save the Children, Acción contra el Hambre y el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) han denunciado en un comunicado este martes que la escuela de Al Muntar, construida en Cisjordania con fondos de donantes europeos, será demolida por las autoridades israelíes a partir del 1 de febrero. El colegio de educación primaria, situado en la zona C de Cisjordania, atiende a la comunidad beduina a las afueras de Jerusalén. En este momento, Al Muntar acoge a 33 alumnos, aunque se habían hecho planes para ampliar su capacidad hasta los 70 estudiantes, según han destacado las organizaciones.

Este colegio es uno de las 61 escuelas en Cisjordania que están en riesgo de ser demolidas o que, directamente, han optado por suspender sus actividades.

“Si se demuele la escuela Al Muntar, muchos de los niños pueden verse obligados a abandonar su educación, con las otras escuelas a varios kilómetros de distancia y sólo accesibles a pie o en burro, más allá del asentamiento israelí”, han manifestado las ONG.

“El Tribunal Superior de Justicia de Israel dictaminó que la escuela era un intento de ‘crear hechos sobre el terreno’, a pesar del servicio básico que aporta a la comunidad”, han añadido Save the Children, Acción contra el Hambre y el NRC.

“Los tribunales israelíes están amenazando con demoler esta escuela porque crea ‘hechos sobre el terreno’. En realidad, estos hechos están siendo creados por los asentamientos ilegales, no por las escuelas palestinas, que son necesarias para garantizar el derecho fundamental de los niños palestinos a la educación”, ha afirmado la directora nacional del NRC en Palestina, Kate O’Rourke.

“Los ataques a las escuelas de Cisjordania son uno de los muchos elementos que conforman el entorno restrictivo que empuja a los palestinos fuera de sus tierras para dar paso a la expansión de los asentamientos israelíes”, ha señalado O’Rourke.

El director en el país de Acción contra el Hambre en los Territorios Palestinos, Gonzalo Codina, ha puesto el foco sobre cómo las escuelas palestinas están sobrecargadas y cómo las autoridades israelíes no emiten los permisos de construcción suficientes a comunidades como la de Al Muntar.

La directora de Save the Children en los Territorios Palestinos, Jennifer Moorehead, ha añadido que “el derecho fundamental de los niños a la educación está bajo una creciente amenaza”.

Moorehead ha manifestado que “estos espacios seguros para que los niños aprendan (como Al Muntar) deben estar protegidos, no destruidos”. Además, ha hecho un llamamiento urgente a la comunidad internacional “para evitar la demolición y la incautación de la infraestructura escolar”.

En el comunicado, las organizaciones han puesto el foco sobre cómo “la demolición de escuelas viola el Derecho Internacional Humanitario y el derecho básico de los niños a la educación y socavan directamente por la asistencia brindada por la comunidad internacional a la población palestina para garantizar que los niños puedan ir a la escuela”.

GRANDES DIFICULTADES PARA IR A LA ESCUELA

Las tres ONG han aprovechado para destacar que la demolición de colegios no es la única dificultad a la que se tienen que enfrentar los niños palestinos que quieren ir a clase.

Tal y como las organizaciones recogen, los menores tienen que lidiar con “amenazas de violencia y hostigamiento por parte de colonos o soldados israelíes en el camino a la escuela, actividad militar en sus colegios o sus alrededores, militares o policías que arrestan y detienen a niños en sus aulas, pérdida de tiempo debido al cierre de una zona militar o de una zona de tiro, retrasos al cruzar los puntos de control, amenazas de destrucción y demolición de escuelas, así como el bloqueo de órdenes de paralización de obras y bloqueo de permisos de trabajo”.

Según señalan las ONG, se habrían producido 256 violaciones de este tipo en 2016 que habrían afectado a 29.230 menores.

Fuente: Europa Press

Deja un comentario: