Bienvenido


Inscríbete a Al Damir con los siguientes datos:







Bienvenido


Ingresa tus datos y podrás ver la última edición de Al Damir:










¿Olvidaste tu contraseña? Hac click AQUÍ para recuperarla.


Si no estás registrado, puedes hacerlo haciendo click AQUÍ

 
  1. (+56 2) 2719 0500
  2. contacto@aldamir.com
 
 
Revista Al Damir + Destacadostitle_li=Reportajes + Palestina por fin tiene urólogo infantil

Palestina por fin tiene urólogo infantil

3-DOCTOR

El doctor Haitham Altsarabta ya está operando siete veces por semana en el Hospital de Beit Jala, gracias al entrenamiento recibido durante un año en Chile.

“Viajar a Chile a hacer la especialización me dio dos grandes aprendizajes. Uno en medicina: pude aprender en la especialidad y ahora soy el único que puede hacer este tipo de operaciones en los hospitales públicos en toda Palestina. Me derivan pacientes de todo el país y debo decidir a quiénes se intervienen y a quiénes no, como también qué niños son derivados a hospitales en Jordania o en Israel. El segundo, es que también aprendí que si uno trabaja, avanza. En Chile todos trabajan el día completo y si lo haces, progresas en todos los aspectos. Por eso que van mucho más adelantados que nosotros”, dice el doctor Altsarabta ya de regreso en su hogar en Beit Jala.

Cuando el médico y su familia llegaron a Palestina, en la frontera con Jordania la policía israelí los detuvo sin razón por más de ocho horas. “Nos separaron. Mi esposa e hija estaban en una habitación y yo con mi hijo en otra, sin posibilidad de hablar con nadie ni de comprar algo para comer. Nos quitaron los pasaportes sin decir palabra. No respondían cuando les preguntábamos la razón de nuestra detención. Y sin darnos razón alguna, volvieron ocho horas después con nuestros pasaportes y nos dejaron pasar. Así fue nuestro retorno a la realidad de los palestinos”, recordó.

 

Directo al quirófano

A los pocos días de su arribo llegó también a Palestina una misión médica del Hospital Calvo Mackenna: “El doctor Francisco Ossandón me preparó bien, pero mi entrenamiento se realizó en las instalaciones chilenas que son mucho más avanzadas que las que tenemos acceso en Palestina. Ahora el desafío era aprender a hacer los procedimientos con las técnicas e instrumentos en las instalaciones del Hospital de Beit Jala, que es mucho más pequeño”, explica el Altsarabta.

El profesor de Haitham, líder de la misión médica chilena y jefe de Cirugía del Hospital Calvo Mackenna, Dr. Francisco Ossandón, considera que el médico palestino se desempeñó muy bien al liderar dos del total de 25 cirugías que realizaron. “Gracias a esto, pudimos conversar con la dirección del Hospital de Beit Jala, que recibió muy bien a Haitham, y con la subsecretaría de Salud de Palestina para crear la Unidad de Urología Infantil en el Hospital de Beit Jala con el Dr. Altsarabta a la cabeza. Además, un colega del médico palestino manifestó su interés por repetir la experiencia y estamos haciendo las averiguaciones para ver la posibilidad de traerlo a Chile también para que se capacite y pueda apoyar a Haitham”.

Para ayudar a mejorar el diagnóstico y tratamiento de miles de niños y niñas, la Fundación Palestina Belén 2000 envió a los territorios ocupados un cistoscopio. “Estamos orgullosos del nivel de profesionalismo y aprendizaje demostrado por Haitham. Sabemos que su regreso generará un impacto positivo a la zona de Belén ya que será el único urólogo infantil. Le proporcionamos este equipo quirúrgico que tiene como objetivo ver el interior de la vejiga y la uretra mediante un telescopio, un instrumento vital para la especialidad”, comentó Alexis Sfeir, Gerente General de la Fundación.

 

Consejo médico al instante

“Si bien un año es tiempo suficiente para educarme en lo básico para la especialidad, cada caso es distinto y estoy muy agradecido de que Dr. Ossandón y mis colegas del Calvo Mackenna armaron un grupo de WhatsApp para que pueda consultarles. Por ejemplo, hace unos días llegó un paciente de Hebrón de 23 días de vida y necesitaba determinar rápidamente qué tratamiento seguir. Les escribí y respondieron de inmediato a mis preguntas para determinar qué era lo mejor para el lactante. La medicina no es una especialidad simple, está llena de complejidades”, comentó Altsarabta.

El Dr. Ossandón tiene plena confianza en su ex alumno: “Es una persona muy juiciosa, por lo que va a empezar por cirugías simples para avanzar, de ahí a otras más complejas. Aquellas que no pueda hacer solo las haremos juntos cuando vaya en misión médica el próximo año”.

Después de un intenso año en nuestro país, Altsarabta está agradecido de todos los que lo integraron junto a su familia a la comunidad. “En especial, quiero agradecer al Dr. Ossandón y a la Fundación Palestina Belén 2000 que hicieron posible mi especialización. Hoy soy el único urólogo infantil. Es una especialidad nueva y como tal aún no todos los médicos ni hospitales me conocen, pero pronto comenzarán a enviarme más pacientes. Actualmente, atiendo a quince niños y niñas por día y realizó alrededor de siete cirugías a la semana”.

Claudia Farah.

Deja un comentario: