Bienvenido


Inscríbete a Al Damir con los siguientes datos:







Bienvenido


Ingresa tus datos y podrás ver la última edición de Al Damir:










¿Olvidaste tu contraseña? Hac click AQUÍ para recuperarla.


Si no estás registrado, puedes hacerlo haciendo click AQUÍ

 
  1. (+56 2) 2719 0500
  2. contacto@aldamir.com
 
 
Revista Al Damir + Reportajes + SALTO CUANTITATIVO DEL COLEGIO ARABE

SALTO CUANTITATIVO DEL COLEGIO ARABE

foto1

Explica Jorge Alamo:

SALTO CUANTITATIVO DEL COLEGIO ARABE

El colegio particular, ubicado en Las Condes, se ha puesto como objetivo la excelencia. Los cambios ya están a la vista.

Los cambios físicos se visualizan por doquier, todos centra- dos en una serie de proyectos que venían plani cándose hace algún tiempo sobre la modernización del edi cio: “Se conju- garon ciertas variables que nos permitieron echarlo a andar, indica su rector, Jorge Alamo Elías (39 años, ingeniero civil industrial, casado con Catalina Sarquis Abumohor –ambos egresados del Colegio Arabe– y padre de Sofía, de casi 3 años, que asiste a Tiny) y lo hicimos”.

Sin parar, lo detalla: “Reforzamos el cuerpo de profesores, tene- mos sistema de enseñanza bilingüe inglés, además de la ense- ñanza del idioma árabe. Remodelamos todo el hall de entrada, el 100% de los pisos del colegio, instalamos calefacción y equipos multimedia en todas las salas, cambiamos sus puertas, enluci- mos y pintamos sus muros, pusimos cortinas nuevas, y única- mente no transformamos las ventanas porque, aunque tenía listo el proyecto, tuve cierta incertidumbre y preferí esperar”.

Aunque en la práctica, Jorge Alamo jamás se detuvo. Estrenó sala de computación totalmente equipada, nuevas redes de instalaciones eléctricas, remodelación del comedor y hasta dio vuelta la sala de danza, a la que le incorporó el piso apro- piado, espejos y barra. Al patio nororiente le agregó cancha de pasto sintético e iluminción LED: “Ahora –dice contento– tene- mos dos canchas con iluminación nocturna”.

Además de mejorar la seguridad, instalando pasamanos en barandas y escaleras internas (a lo que agregó cámaras de vi- gilancia), reconoce que –así y todo– aún queda algo pendiente: “Las entradas para minusválidos que iniciaremos este verano, junto a la segunda parte de la biblioteca, la modernización del auditorium y una nueva carpeta en el gimnasio”.

MATRICULA EN CRECIMIENTO

El Colegio Arabe, emplazado en una excelente ubicación en la comuna de las Condes, tiene actualmente una capacidad de hasta 500 alumnos. Hoy, relata Alamos, presenta un aumento en las matrículas, desde pre-básica hasta cuarto año medio, lo que, a modo de ejemplo, se re eja en: “Uno, en los 80 niños que asisten a pre-básica, lo cual constituye un notable incre- mento producto de la seguridad y calidad que actualmente ofrecemos. Dos, en el segundo semestre, comenzaremos con un nuevo nivel: el de Nursery, el más pequeño del ciclo pre- escolar, que comprende a pequeños desde el año 6 meses. Ya tenemos alumnos inscritos, en circunstancias que ni siquiera conocen a la profesora. Una prueba de la enorme con anza que padres y apoderados tienen en el establecimiento”.

Tras 38 años de historia (el colegio fue fundado en 1978 y fun- ciona desde 1990 en Presidente Riesco 6437), su actual rector.

Una nueva etapa con un renovado directorio, presidido hoy por René Salamé -y secundado por Nancy Lolas, diputada del Consejo Nacional Palestino, en la vicepresidencia- junto a Andrés Gidi, Mario Sarquis, Jorge Chahuán, Aziz Saleh, Karim Hodali, Leyla Bitro de Habibeh, Nicolás Zedán, Fernando Jamarne y Miguel Angel Nacrur.

reflexiona: “Hace 4 años teníamos un colegio operando, pero con baja matrícula. Hoy estamos en un nivel que todavía un sector de la comunidad desconoce, pero tanto los apoderados como el número de reservas para el próximo año revelan que la situación comienza de a poco a revertirse. Tenemos a esta fecha alumnos matriculados para el 2017, lo que también es inédito. De hecho, la matrícula proyectada para el segundo semestre del 2016 aumentó en un 10%, lo que constituye una alentadora expectativa para el Colegio”.

A su juicio, la explicación está a la vista: “La reestructuración que estamos implementando ha cambiado la imagen del colegio y el nivel de satisfacción dentro de los alumnos y apoderados. Ha sido un proceso paulatino, pero consolidado. Los apoderados han visto cómo gradualmente se han concretado proyectos sobre los cuales habíamos conversado. Los papás están plenamente informados de lo que estamos haciendo. Aunque no siempre comunicamos todo, porque hay cosas que se demoran más y hay otras que se eliminan por no ser necesarias. Sin embargo, los padres notan
que el colegio se está modernizando, saben cuál es la ruta que hemos trazado, ha mejorado la disciplina y el nivel académico y, sobre todo, se han dado cuenta que hay cosas que se comienzan a enlazar. Y todo ello muestra un colegio que orgánicamente funciona mejor”.

AUTONOMIA FINANCIERA

Con un esfuerzo a toda prueba, el Colegio Arabe funciona sin ayuda externa. “Es bueno que seamos autónomos –recalca Alamo–, porque nos ayuda a tomar buenas decisiones, aunque a veces sea difícil”. Mediante un programa especial de becas, el colegio también proporciona cobertura a alumnos con padres que tienen una abultada carga familiar, sufren dificultades económicas y sus hijos presentan buen nivel académico, o si el padre
o la madre son ex alumnos del Colegio Arabe: “A un costo de $70 millones anuales, nuestro programa de becas beneficia hoy a alrededor de 30 alumnos, con apoyo financiero que cubre hasta un 50%, considerando matrícula y colegiatura”, colaboración donde el Centro de Padres juega un
rol de ayuda fundamental.

Entre los beneficios incorporados, figura un seguro de escolaridad en caso del fallecimiento del apoderado económico, textos para idioma árabe, materiales de tecnología y acceso al Club Palestino, pero también servicios adicionales, como seguro de accidentes, transporte escolar, almuerzo y talleres extraprogramáticos.

“Diste un vuelco espectacular al establecimiento entero” fueron las palabras con que Mario Nazal, director de la Fundación Belén 2000, lo elogió al visitar y recorrer el establecimiento junto a Jorge Alamo hace unos días. Ambos ciertos que quizás el frontis del colegio no diga mucho, pero contentos por el nivel logrado y con la cantidad de cambios que, paulatinamente, están optimizando la imagen del colegio.
Equipo Al Damir

Deja un comentario: