- Notas, Reportajes

José Said Saffie

HOMENAJE A NUESTRO PRESIDENTE

  • Un hombre con infinitas cualidades humanas y empresariales. Un líder que dejó una profunda huella en todos los que formamos parte de su vida. Gracias querido José por enseñarnos que el amor hacia Palestina es nuestra manera de honrar a nuestros antepasados.

El jueves 23 de julio partió un grande. La muerte de José Said Saffie nos conmovió a todos y nos dejó un dolor profundo. No sólo a quienes formamos parte de Fundación Belén 2000, de la cual fue uno de sus fundadores hace ya dos décadas, sino que también a la Comunidad Palestina de Chile y a sus colaboradores en las distintas empresas que lideró. Hablo en primera persona porque tuve la fortuna de trabajar junto a él como directora de esta fundación que tanto quiso. Dedicó muchas horas de su preciado tiempo a trabajar por su querida Palestina  con el objetivo de mejorar la calidad de vida de cientos de niños que no han tenido la misma suerte de los que somos parte de un país que nos dio la oportunidad de crecer y desarrollarnos.

José era un caballero. Un hombre culto que estaba al tanto de la actualidad y siempre tenía una opinión que compartía con nosotros. Como dijo Alberto Kassis en la carta publicada en diversos medios de comunicación, él amaba a Chile, el país que acogió a su familia y le dio la oportunidad de desarrollar una extensa trayectoria empresarial. Casado con Isabel Somavía, con quien tuvo cuatro hijos- Salvador, Isabel, Constanza y Loreto-  y 15 nietos. Su abuelo Issa Said emigró de Belén a fines del siglo XIX, y aunque José Said nació en Arequipa, se trasladó a los cinco años a nuestro país, donde su padre instaló una industria textil.

Licenciado en derecho de la Universidad de Chile, fue presidente de Scotiabank, Parque Arauco, y líder de un conglomerado que participa en rubros tan diversos como bebidas (Embotelladora Andina), agrícola e inmobiliario. Se mantuvo vigente siempre. En el ámbito financiero, su trayectoria comenzó en el desaparecido Banco del Trabajo y luego en el Bhif. A fines de los noventa, José Said se asoció con los españoles del BBVA como socio mayoritario, en un pacto en que conservó la presidencia y el derecho a veto en caso de venta. Ese acuerdo fue el que lo llevó también a la presidencia del Scotiabank Chile en el 2018, luego de que la entidad de capitales canadienses adquiriera al BBVA en nuestro país.

“Se nos fue un Grande…dejó una tremenda huella, formó una gran familia y para mi era mi Segundo Padre. El mío nos dejó hace ya 16 años y ambos primos eran muy partners. Me quedo con la alegría de haber podido trabajar muy cerca de él, aprender su forma de enfrentar los negocios, el respeto a los socios y recibir sus sabias enseñanzas y valores que jamás olvidaré”,  afirma Gonzalo Said, director de Fundación Belén.

Fue en este camino donde demostró su perseverancia, sus cualidades de liderazgo y enseñó, con el ejemplo, la importancia del trabajo bien hecho. Nunca olvidaré cuando, en una oportunidad, le pregunté cuál era su secreto para mantenerse tan bien y me contestó que la clave era seguir activo y nunca dejar de trabajar. «Se va un gran hombre y un gran empresario, un ejemplo de trabajo. Nos deja un hombre de los que quedan muy pocos, un ejemplo para las nuevas generaciones”, expresó el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil.

FUNDACIÓN BELÉN: SU GRAN LEGADO

Palestina soy yo. Palestina eres tú. Palestina somos todos. Este fue el mensaje del último Maklube que tuve el privilegio de animar y donde, junto a José Said, hicimos un salud por nuestros niños en Tierra Santa. Ese lugar que siempre llevó en el corazón y que le dio su despedida con una maravillosa misa en la Iglesia de la Natividad, el mismo jueves que murió.


Discurso Maklube 2018

“Hoy sólo nos despedimos de José Said Saffie en forma física porque su espíritu siempre estará junto a nosotros. Fundación Belén 2000 es su legado y nuestro desafío es continuar fortaleciendo este espacio de conexión eterno entre Chile y Palestina e invitar a nuevas generaciones a ser parte de este proyecto. Mantener el prestigio que se ha ganado esta Institución gracias al rol activo que tuvo como presidente de Belén 2000 es nuestra manera de honrar su memoria”, publicó la fundación luego de su fallecimiento.

«Palestina la llevaba en el corazón”, afirmó Maurice Khamis, presidente de la Comunidad Palestina en Chile. Recordó que José Said viajó a Palestina cuando el Papa Juan Pablo II fue a Belén, de donde es originaria su familia. Fue con Alberto Kassis y Mario Nazal, quienes fueron invitados por el líder Yasser Arafat al encuentro con el Sumo Pontífice. De ahí nació la inquietud de colaborar con la tierra de sus ancestros y surgió la idea de crear Fundación Belén 2000, cuyo rol principal es ayudar a niños palestinos en salud y educación. “Su apoyo a Palestina no se limitó sólo a la fundación –agrega Maurice Khamis- sino que ayudó a muchas otras instituciones palestinas y nunca comentaba sus aportes. Siempre estuvo muy preocupado por la ocupación de Palestina y mantuvo contacto con el gobierno chileno que fuera para apoyarla, pero siempre con un muy bajo perfil”.

A sus noventa años, José Said siempre estuvo al tanto de lo que pasaba en Fundación Belén y nos pedía velocidad en los proyectos. En el último directorio que realizamos en abril vía zoom debido a la pandemia del Covid-19, se mostró como siempre activo y nos instó a seguir adelante. Siempre hablaba de la importancia de incorporar nuevas generaciones al directorio de Belén 2000, un proceso que comenzó hace algunos años y que hoy se ha materializado con un equipo más joven, comprometido y orgulloso de la herencia de sus fundadores.

Directorio ampliado de Fundación Belén 2000

“Don José es un referente de la Comunidad Palestina en Chile, representa una generación de paisanos de esfuerzo, emprendimiento y preocupados de aportar a su entorno. Haber podido compartir con él en la fundación estos últimos años me deja un gran aprendizaje y mantiene vivo el desafío que tiene Fundación Belén 2000 tanto en Palestina como en Chile de apoyar a la comunidad. Seguiremos trabajando aun más fuerte para honrar su legado y no olvidaremos nunca el anhelo por la libertad en nuestra tierra natal”, señaló Javier Khamis, director de Fundación Belén 2000.

Con su estilo cálido y directo fue un gran maestro para todos los que tuvimos la fortuna de compartir con él. Era una persona sencilla, que te escuchaba, valoraba conocer tu opinión y era generoso al compartir sus conocimientos.  “A don José le gustaba conectar a las personas -comenta Daniel Daccarett-, sobre todo a emprendedores y empresarios. Nunca olvidaré cuando me tomó del brazo y me llevó a sentarme en primera fila, al lado de Carlos Slim. Luego de una elocuente presentación, me dejó ahí, sentado al lado del hombre más rico del planeta. Durante la conversación, me recomendó ser distribuidor de Claro Chile, negocio que he mantenido por años. Solo lo conocí hace un par de años cuando me invitó a trabajar por Fundación Belén. Solo me dijo: si no sabes de dónde vienes jamás sabrás hacia dónde ir. Lo tendré siempre presente”.


José Said junto a los tres gerentes generales de Fundación Belén: Jorge Daccarett, Valentina Giacaman y Alexis Sfeir.

EL VALOR DE LOS AMIGOS

José Said fue un hombre que sembró en el amplio sentido de la palabra. Sembró en la forma de hacer negocios donde el respeto a las personas era un pilar fundamental. También dejó huella en el valor del trabajo bien hecho y en la manera gentil de tratar a quienes lo rodeaban. Su sonrisa cálida iluminaba los espacios y era cariñoso con sus amigos y colaboradores.

“He querido hacer público mi testimonio de cariño y especial admiración por quién no solo fue un gran empresario sino un gran ser humano, José Said Saffie. Me honra decir que me unió a él una gran amistad, fuimos socios en empresas donde lo importante eran los resultados económicos, pero también lo fuimos en empresas donde lo importante era la ayuda a los más necesitados. Compartimos muchos momentos sociales y familiares. Formó una hermosa familia. Fue un hombre lleno de virtudes. Su tenacidad e inteligencia  marcaron su éxito en los negocios. Su generosidad y amor a la tierra de sus ancestros, lo hicieron en el plano de la solidaridad. Cuanta falta le hace a nuestro país, en estos momentos, hombres de buena voluntad como tú. Amigos, padres de familia, profesionales, empresarios y sobre todo, lideres. Hombres que al final de sus días puedan despedirse con la conciencia de haber dado a esta tierra y a la de sus ancestros, nuestra amada Palestina, lo mejor de lo nuestro. Hasta siempre José”, se despidió su amigo René Abumohor Touma.

Paulina Ready, directora de Fundación Belén 2000 también lo recuerda como un hombre preocupado de su familia y amigos. “Conocí a José Said en un almuerzo en casa de mi cuñada, hace ya varios años. Así y durante muchos de esos encuentros de días sábado familiares, me contó con mucho orgullo de las historias de la familia, del trabajo, esfuerzo y sacrificio de los inmigrantes palestinos que llegaron a nuestro país. Tuve el privilegio de conocer su lado más humano. Lo fui descubriendo en esos días sábados que dedicaba a almorzar con su hermana mayor, privilegiando el encuentro familiar por sobre cualquier otro compromiso. Al igual que todos los que lo conocimos, lo admiraba por sus grandes cualidades como empresario,  pero por sobre todo, por su incondicional amor a la familia y a sus orígenes palestinos. Durante alguna de esas reuniones me invitó a participar como directora en la fundación, una de sus obras más queridas. Me dijo que las nuevas generaciones serían las continuadores de la obra y que sin el recambio, el proyecto no lograría subsistir. Él me inculcó el compromiso con la causa palestina y, en especial, la preocupación por los niños, que eran el futuro de esa nación. Fui descubriendo Palestina primero a través de sus ojos. Y luego, por su insistencia, viajé a verla con los míos. Hoy, gracias a él y sus enseñanzas, no sólo soy más orgullosa de mi sangre palestina que viene de todos mis abuelos, sino que también tengo a Palestina en mi corazón. Como directores de Fundación Belén 2000 tenemos la gran responsabilidad de continuar con el legado de quien fuera nuestro presidente y mentor, y proseguir su obra con la pasión que él nos enseñó”.

Fernando Lolas, director de Fundación Belén, en su columna de El Mercurio lo retrató de la siguiente manera: “Si hubo alguien que encarnó de manera eminente las cualidades del emprendedor, del empresario, del filántropo, ese fue José Said.
Los amigos del sabio Critilo recuerdan no solamente sus numerosas actividades empresariales, su profunda fe católica y su liderazgo en la Fundación Palestina Belén 2000, sino también su calidez y su entrañable afecto por todos quienes buscaron su consejo y su apoyo. Con él se pierde un patriota atento siempre a los avatares de Chile y al recuerdo entrañable de la Palestina ancestral.
Su vida, que se extendió por noventa años, estuvo plena de actividades y alternativas. Era una inagotable fuente de recuerdos y anécdotas, que relataba con entusiasmo ante numerosas y siempre atentas audiencias. No había quien no le conociera y a quien él no hubiera alguna vez conocido, fugaz o profundamente. De su época de estudiante del colegio ignaciano, primero, y de la Facultad de Derecho, después, guardaba la enseñanza, y sabía inculcarla, de que las obras hacen a los hombres. En español antiguo hubiéramos dicho un hidalgo. Un ‘hijo de algo’”.


José Said, Ana María Sabag, Mario Nazal, Jenny Larach y Alberto Kassis

RECONOCIMIENTO TRANSVERSAL

Otra de las grandes virtudes de José Said era generar vínculos y relaciones de confianza. Sus redes de contactos cubrían ámbitos tan diversos como el político, económico, social, religioso y académico, entre otros. Las innumerables cartas de condolencias demuestran que era un hombre que dejó huella.

“Mediante la presente, en representación de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile, quiero expresar mis más sentidas condolencias por el sensible fallecimiento de don José Said Saffie (Q.E.P.D.), destacado empresario, miembro fundador de Fundación Belén 2000, y reconocido integrante de la comunidad Palestina residente en nuestro país. Tengo plena certeza de que es imposible dimensionar el tremendo dolor que conlleva su partida, no obstante, quiero unirme a las plegarias de su familia y amigos para rogar a Dios que él esté ahora en pleno descanso”, escribió el diputado Sergio Gahona, Presidente del Grupo Interparlamentario Chileno-Palestino.

El hermano Peter Bray, Vice Canciller de la Universidad de Belén, envió sus condolencias a la familia de José Said y a toda la Comunidad Palestina de Chile por la pérdida de una persona tremendamente importante para la comunidad. Agradeció su constante apoyo a su misión en ciudad de Belén.

“Los aproximadamente 13 mil kilómetros existentes entre Chile y Palestina parecen no sentirse cuando uno visita vuestro país. Una de las personas que impulsó ese acercamiento fue don José Said. Para él, olvidar su patria de origen nunca fue una opción. Fue una de las primeras personas en venir a Palestina para ofrecer su ayuda para la reconstrucción durante el proceso de paz. La fotografía de don José junto al Papa Juan Pablo II y al presidente Yasser Arafat en Belén en el año 2000 inmortalizó ese momento. Don José no fue solo un gran empresario. Más importante aún, fue un gran esposo y padre guiado por sólidos valores que se reflejaban en su compromiso con Palestina, aportando desde allí a un mundo más justo. Mientras las campanas suenan en ritmo de luto en su amada Iglesia de la Natividad, los rezos por su alma se multiplican y su recuerdo se ha inscrito entre los grandes que han contribuido a que en algún momento, más temprano que tarde, se logre la libertad, la paz y la justicia en Palestina”, escribió Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Los testimonios y las líneas de este artículo se hacen pocos para poder rendirte un homenaje. Querido José te vamos a echar mucho de menos, los directorios de  Fundación Belén no van a hacer lo mismo sin ti. Solo queda darte las gracias por haber sido nuestro mentor, nuestro guía y nuestro referente. Aunque nos hubiera encantado retenerte a nuestro lado, quiero decirte que hiciste un buen trabajo. Tus discípulos estamos listos para volar con nuestras propias alas y honrar tu legado al tener a Palestina en el centro de nuestro corazón.


Brindis por los niños de Palestina en Maklube 2018

Paulina Yarur Chamy
Directora Fundación Belén 2000 y Revista Aldamir

 

2 thoughts on “José Said Saffie

  1. Merecido Homenaje transversal , a quién representó quizá al personaje más destacado de la Colectividad
    Arabe, desde la llegada de los primeros emigrantes hasta hoy .Lo conocí hace 50 años , siempre con su sonrisa amable, amigo ejemplar, llamaba la atención su gran visión, claridad y agudeza de pensamiento, hombre de solidos principios y valores , que supo rodearse de gente capaz y valoraba al emprendedor, y a quién se superaba en la vida, hombre de Fe , siempre recuerdo de su mención del Evangelio, en el que Jesus hablaba de Los Talentos, enseñanza que puso en practica en su fructífera existencia. Todos sus logros los realizó a nivel de excelencia, ese fue su mérito. Como decía el Poeta : La sangre se hereda pero la virtud se adquiere. Cosechó lo que tan sabiamente sembró.

Responder a Vladimir Tumani Juri Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *