- Educación, Reportajes, Sin categoría

Evaluaciones de CENPAR en Hogar Unión Árabe de Beneficencia

TRABAJO COLABORATIVO PARA MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LOS ADULTOS MAYORES

Creada inicialmente en 1933 para recibir a las familias inmigrantes que llegaron de los países árabes, la Unión Árabe de Beneficencia cumple hoy un importante rol social como hogar de adultos mayores. La institución dio este giro en 1955 y desde entonces, su misión ha estado enfocada en cuidar y mejorar la calidad de vida de sus residentes: en total 37 adultos mayores -cuyo promedio de edad es de 84 años-, todos ellos con distinto grado de vulnerabilidad social y dependencia física.

“La población chilena se está envejeciendo y hay pocas políticas públicas que ayuden a mejorar la calidad de vida”, señala Rima Qahhat Khamis, gerenta del Hogar Unión Árabe de Beneficencia. “Lo que he tratado de hacer en mi gestión es promover y visibilizar esto, formar alianzas con distintas instituciones que nos ayuden a cumplir nuestra misión”, agrega.

Es en este contexto donde los caminos del hogar y CENPAR se encuentran. Iniciaron recientemente un convenio colaborativo que apunta exactamente en esa dirección. “CENPAR nos está ayudando a actualizar todos los diagnósticos neurológicos y de rehabilitación física de todos nuestros residentes y a darles un tratamiento oportuno y adecuado a cada una de sus patologías. Cada uno tiene que ser evaluado y ser medicamentado de acuerdo a su necesidad”, explica Rima.

La evaluación del equipo de rehabilitación de CENPAR considera kinesiología, fonoaudiología y terapia ocupacional, para diagnosticar movilidad, equilibrio, deglución, voz, habla y deterioro cognitivo, entre otros aspectos. Además, incluye el traslado de equipamiento de última generación, como su plataforma de marcha, para medir la movilidad.

Sebastián Osorio, director técnico y kinesiólogo del Hogar Unión Árabe de Beneficencia afirma que el proceso de evaluación “nos permite que los residentes tengan un diagnóstico integral, nos ayuda a contar con una categorización fidedigna de funcionalidad y nos da una guía de cómo nosotros podemos  intervenir”, añade . Además agrega que el traspaso de la experiencia y de los datos es fundamental “porque nos va a permitir entregar una mejor atención a nuestros residentes”.

El desafío es mantener este vínculo en el tiempo porque el trabajo colaborativo genera un círculo virtuoso para uno de los grupos más relevantes de la población: los adultos mayores. “Estamos agradecidos por este convenio y por la oportunidad de que nuestros residentes estén a mano de un equipo de excelencia, como son los profesionales de CENPAR. Los residentes y sobre todo los apoderados, también agradecen que sus familiares puedan acceder a un equipo profesional de alto nivel para el diagnóstico de sus enfermedades”, reflexiona Rima Qahhat.

Rima Qahhat, gerente de la Unión Árabe de Beneficencia y Sebastián Osorio, director técnico de la Unión Árabe de Beneficencia junto al equipo de profesionales de CENPAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *